303,920 de 350,000 firmas

Petición

La ropa de conocidas marcas como Zara y H&M tiene claros vínculos con fábricas de producción de viscosa en Asia que provocan una contaminación devastadora del agua y del aire. Como consumidores europeos, pedimos a estos gigantes de la moda una política inmediata de contaminación cero, que trabajen por una transición hacia tecnologías limpias, y que, en los casos en los que los fabricantes se nieguen a cumplir dichas condiciones, dejen de abastecerse con sus productos.

Por qué es importante

La viscosa, un tejido común con el que se confecciona nuestra ropa, a menudo se fabrica utilizando químicos peligrosos que se vierten luego en ríos y lagos, lo que conlleva un riesgo para la salud de trabajadores y comunidades locales. Por ello, cientos de miles de personas de la comunidad de Movemos Europa nos movilizamos para acabar con esta situación.

¡Y funcionó! Recientemente, H&M y Zara se comprometieron a ello. Siguiendo su ejemplo, otras grandes marcas de moda como Marks & Spencers y Tesco y ASOS también se han comprometido públicamente a comprar este tejido esencial en la producción textil únicamente a fábricas que no arrojen aguas tóxicas a ríos y arroyos [1].

Sin embargo, grandes marcas como Primark, Mango y Topshop siguen sin desvelar si usan viscosa contaminante, o sin comprometerse a no utilizarla.

La viscosa es una fibra de origen vegetal cada vez más utilizada como sustituta del algodón o de productos sintéticos. A menudo, se le presenta al consumidor como una opción más sostenible. Y de hecho, lo podría ser. Pero la viscosa que los gigantes de la moda europeos compran es de todo menos sostenible. Es el resultado de un proceso químico intensivo sin controles medioambientales de verdad. Esto significa que las fábricas liberan niveles de gases tóxicos mucho más altos que los recomendados.

Los investigadores que visitaron las fábricas asiáticas donde se produce la viscosa se dieron cuenta de que algo iba mal [2]. Dichas fábricas podrían estar perjudicando gravemente la salud de comunidades locales y del medio ambiente. Sus trabajadores y la población del lugar contaron a los investigadores historias de amigos y familiares enfermos, agua no potable y recursos pesqueros devastados. Personas en las inmediaciones de una fábrica de China contaron que ni siquiera se atrevían a echar los peces muertos como alimento para sus cerdos debido a los niveles de contaminación. Las pruebas de calidad del agua respaldaron sus historias.

Pero no tiene por qué ser así. Ya existen tecnologías de producción no contaminante que se podrían implementar. Los gigantes de la moda europeos son algunos de los mayores clientes de esas fábricas. Si les exigen cambios, las fábricas tendrán que reaccionar.

Referencias

[1] Esta es la hoja de ruta a la que se han comprometido: http://changingmarkets.org/wp-content/uploads/2018/02/Roadmap_towards_responsible_viscose_and_modal_fibre_manufacturing_2018.pdf

[2] http://changingmarkets.org/wp-content/uploads/2017/06/SPANISH_DIRTY_FASHION_EX_SUMMARY_SPREAD_PAGE_WEB.pdf

Ahora comparte con tus amigos y familiares

¡Gracias por actuar luchar contra la contaminación devastadora del agua y del aire!

Para multiplicar el impacto de tu acción, comparte con tus redes sociales o manda un correo electrónico a tus familares y amigos pidiéndoles que firmen la petición

Estás firmando como ¿No eres tú? Pincha aquí

¿Te gustaría contribuir?

La comunidad Movemos Europa se enfrenta a las multinacionales egoístas que dañan el medio ambiente y nuestras comunidades, tanto en Europa como en otros rincones del mundo. Para seguir siendo independientes, examinamos con lupa de dónde proviene el dinero que recibimos. Pero para lanzar campañas de calado, necesitamos apoyo económico. ¡Ayúdanos!

¿Podrías hacer una contribución mensual para ayudar a nuestra comunidad a seguir luchando?