305,242 de 350,000 firmas

A los jefes de gobierno de los estados miembros de la Unión Europea

Petición

Los tratados comerciales conocidos como CETA y TTIP son extremadamente polémicos. Su ratificación daría lugar a la creación de un sistema legal paralelo, desligado de los marcos de derecho de los estados miembros de la Unión Europea. Ni ofrecen protección suficiente para los servicios públicos, ni protegen el medio ambiente ni los derechos del consumidor.

Sin embargo, la Comisión Europea quiere ratificarlos sin la aprobación de nuestros representantes en el parlamento estatal.

Exigimos que tratados de tal envergadura y futura repercusión sean debidamente debatidos y votados en los parlamentos nacionales de la Unión Europea, y que no entren en vigor previamente, ni en su totalidad ni parcialmente.

Después de la consulta sobre el Brexit, la acción unilateral de la UE sólo causaría más desconfianza. ¡Necesitamos más democracia europea, no menos!

Por qué importa

Brexit fue un gran golpe pero también fue una señal de alarma para la democracia en Europa. Si no se toma en serio a la ciudadanía, la unidad política hace aguas y arrastra con ella la capacidad de progreso. Queremos que se respeten nuestros derechos y que se nos escuche. Sin embargo, a menudo el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, nos ignora.

Juncker ha anunciado que el CETA –el acuerdo comercial entre la UE y Canadá, similar al TTIP– podría ratificarse con la sola aprobación de los dirigentes de la UE y el Parlamento Europeo, pasando por alto a los parlamentos nacionales. Esto contradice la legislación europea, según la cual el CETA (al igual que otros tratados que afectan a la legislación nacional) debería debatirse en los parlamentos de cada país. No se trata de delegar las responsabilidades de la UE a los Estados miembros, sino de respetar la normativa vigente.

El martes 5 de julio el Colegio de Comisarios hará su propuesta sobre el procedimiento para adoptar CETA. Juncker tiene prisa, porque sabe que si este acuerdo tan polémico pasa por los parlamentos nacionales no verá la luz. Pero los jefes de gobierno pueden invalidar a Juncker. Diversos gobiernos ya han afirmado que el CETA no tiene cabida si primero no se debate en los parlamentos de la Unión Europea. Si conseguimos mantener la presión, no podrán retractarse de dichas afirmaciones.

Esta petición se ha organizado en colaboración con

Ahora comparte con tus amigos y familiares

Si esta es tu primera acción con nosotros, pronto recibirás un correo electrónico de agradecimiento para que confirmes tu dirección de correo. De esta manera, nos aseguramos de que seas tú quien ha utilizado tu correo electrónico para firmar la petición.

¡Gracias por actuar para que tratados de gran envergadura e incierta repercusión sean debidamente debatidos y votados en los parlamentos de la Unión Europea!

¿Podrías compartir esta petición con tus amigos y familiares para asegurarnos que un escándalo como este no se vuelve a repetir?

Estás firmando como ¿No eres tú? Pincha aquí