141,650 de 175,000 firmas

A las familias que han demandado a la UE por sus políticas sobre cambio climático

Carta

Me solidarizo con las familias cuya vida, sustento y futuro se ven amenazados por las consecuencias del cambio climático.

Apoyo su valiente decisión de llevar a juicio a los legisladores europeos y su demanda a la Unión Europea para que proteja nuestros derechos fundamentales y para que actúe urgentemente y así librarnos de las peores consecuencias del cambio climático.

Por qué es importante

El cambio climático no es algo del futuro. Para algunas personas, ya forma parte del presente.

Una familia alemana está a punto de perder el trabajo de 4 generaciones por la subida del nivel del mar. Una pareja de ancianos en Francia ha visto como la sequía destruía la mitad de su cosecha. Una familia de apicultores en Portugal está intentando salvar su medio de vida a toda costa, pero las repetidas olas de calor están matando a sus abejas.

Estas familias comparten un único miedo: “Espero que mis hijos puedan labrarse un futuro aquí, en la tierra que pisamos, la de nuestros ancestros. No quiero que se vean obligados a partir al extranjero en busca de trabajo, como tuve que hacer yo”, comenta con preocupación Petru Vlad, un pastor de Rumanía.

Familias de dentro y fuera de Europa, incluyendo niños y jóvenes Saami de Suecia, cuyos modos de vida se están viendo amenazados por el cambio climático, han hecho algo sin precedentes: interponer una demanda histórica contra los legisladores europeos [1].

Las familias que demandan a la UE provienen de Alemania, Portugal, Francia, Rumanía Italia, Suecia y de otros países no europeos. Todas ellas podrían perder su medio de vida tradicional debido al cambio climático.

Estas familias son conscientes de que a menos que nos tomemos en serio la lucha contra el cambio climático, las consecuencias que ya estamos sufriendo serán solo el principio. Los científicos afirman que todavía estamos a tiempo de evitar lo peor [2]. Pero la única manera de garantizar un futuro seguro a nuestros hijos es la adopción de leyes fuertes y ambiciosas.

En la demanda interpuesta ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, las familias acusan al Parlamento y Consejo Europeo de no adoptar leyes efectivas para luchar contra el cambio climático. Quieren que las instituciones europeas reconozcan que el cambio climático representa una amenaza real para los derechos humanos del pueblo europeo y piden que se actúe urgentemente para proteger nuestros derechos y el de las generaciones futuras.

Hasta la fecha, los legisladores europeos —el Parlamento Europeo y el Consejo Europeo— no han adoptado la legislación necesaria para obligar a los países a actuar de manera efectiva contra cambio climático. Los objetivos de reducción de emisiones de la Unión Europea no son suficientes para afrontar la urgencia de la situación. La demanda interpuesta por las familias hace patente la gravedad de la situación: el cambio climático ya no es solo una cuestión diplomática o económica. Los derechos fundamentales de las personas a la vida, la salud y la propiedad están en serio peligro.

El lunes 13 de agosto de 2018, el Tribunal General Europeo aceptó la demanda [3]. Este es un primer paso fundamental del proceso. Se espera que el Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea presenten su primera defensa en dos meses.

Las familias necesitan todo nuestro apoyo para mantenerse fuertes en esta batalla que librarán por nuestro futuro. A los legisladores europeos les puede resultar fácil ignorar a un puñado de familias, pero no lo será si éstas reciben el apoyo de miles de personas. Con nuestro mensaje de solidaridad, dejaremos saber a las familias demandantes y a sus abogados que no están solos.

La fotografía en la parte superior de la página muestra a Ildebrando con sus colmenas. Crédito: ZERO.

Referencias:

[1] En inglés:
https://peoplesclimatecase.caneurope.org/documents/

[2] En inglés:
https://agupubs.onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/2017EF000710

[3] En inglés:
https://eur-lex.europa.eu/legal-content/EN/TXT/PDF/?uri=OJ:C:2018:285:FULL&from=EN

Esta campaña es en colaboración con:

¿Te gustaría contribuir?

El cambio climático ya está aquí. Las familias que han demandado a la Unión Europea ya están viviendo de manera dramática sus primeros impactos. Y ha venido para quedarse. Pero aún estamos a tiempo de evitar lo peor. Para ello, necesitaremos permanecer unidos y exigir medidas ambiciosas a los gobiernos y a las multinacionales.

Nuestra comunidad europea, y nuestra lucha común por un clima más saludable, también están aquí para quedarse. Ya nos hemos manifestado en contra de la injusticia climática, hemos demandado (¡y conseguido!) límites de contaminación más estrictos para las mayores centrales eléctricas de Europa y hemos presionado a una de las principales aseguradoras para que deje de apoyar la industria del carbón.

Para seguir luchando por la justicia climática necesitamos tu voz, pero además, necesitamos financiación para poder mantener nuestra independencia frente a gobiernos y multinacionales. Esto solo es posible gracias a los donativos de personas de nuestra comunidad, gente como tú y como yo. Cualquier donativo mensual, por pequeño que sea, nos acerca a nuestro objetivo y nos dota de la flexibilidad y los ingresos estables que necesitamos para cambiar las cosas.

Ahora comparte con tus amigos y familiares

Gracias por apoyar a las familias cuya vida, sustento y futuro se ven amenazados por las consecuencias del cambio climático.

¿Conoces a otras personas comprometidas con la justicia climática? Comparte con ellas esta carta o mándales un correo electrónico pidiéndoles que la firmen.

Estás firmando como ¿No eres tú? Pincha aquí