78,478 de 100,000 firmas

Al Consejo Europeo

Petición

El rescate de vidas humanas debe ser una prioridad. Las personas rescatadas en alta mar deben ser llevadas a un puerto seguro de inmediato.

Las divergencias sobre la distribución de las personas rescatadas en Europa deben resolverse en tierra y no pueden repercutir negativamente en las personas que se encuentran en peligro en alta mar. Es necesario un mecanismo de distribución justo para los solicitantes de asilo. Es necesario crear rutas seguras y legales para evitar que las personas se vean forzadas a poner su vida en peligro en alta mar.

Por qué es importante

Acontecimientos recientes muestran que nuestros gobiernos prefieren demostrar su fuerza y dedicarse a jugar juegos políticos a expensas de personas a la deriva, hombres, mujeres embarazadas y niños extenuados en alta mar. ¡Tenemos que demostrarles que esta no es la Europa en la que queremos vivir!

El rescate de vidas humanas debe ser siempre una prioridad. Las divergencias sobre la distribución de las personas rescatadas en Europa deben resolverse en tierra y no pueden repercutir negativamente en las personas que se encuentran en peligro en alta mar. Las personas rescatadas en alta mar deben ser llevadas a un puerto seguro de inmediato en virtud de las leyes y de los principios más básicos de humanidad.

Debido a su situación geográfica y al Reglamento de Dublín III, actualmente Italia es el máximo responsable de acoger a personas rescatas y gestionar sus solicitudes de asilo.

Es necesario un mecanismo de distribución justo para las personas solicitantes de asilo que no perjudique a los más vulnerables. Los países de la Unión Europea han de ofrecer una solución. Italia y su ciudadanía no pueden seguir sufriendo en exclusiva las consecuencias de las políticas fallidas de inmigración y asilo en Europa.

  • Es necesario desechar el Reglamento de Dublín III y poner en marcha un mecanismo de distribución justo para los solicitantes de asilo.
  • Europa debe esforzarse en crear rutas seguras y legales para evitar que las personas se vean forzadas a poner su vida en peligro en alta mar.

Todo ello debe llevarse a cabo independientemente a las actividades de rescate y a la prioridad de llevar a las personas en peligro a un lugar seguro.

Nuestra Europa es una Europa humanitaria más allá de las fronteras, con puertos abiertos y solidaridad en los corazones y la calle. No podemos permitir que los conflictos políticos sobre inmigración se realicen a expensas de aquellos que necesitan protección en alta mar.

Crédito de la fotografía: Tim Lüddemann / Sea-Watch.org

En colaboración con:

Ahora comparte con tus amigos y familiares

¿Conoces a otras personas comprometidas con las políticas de inmigración? Comparte con ellas esta carta o mándales un correo electrónico pidiéndoles que la firmen.

Estás firmando como ¿No eres tú? Pincha aquí

¿Te gustaría contribuir?

Nuestra comunidad lucha al unísono contra las injusticias que sufre la ciudadanía europea. Luchamos para que Europa anteponga el rescate de vidas humanas a las luchas de poder.

¿Podrías donar unos euros al mes para poder continuar trabajando en la mejora de las condiciones de acogida de los inmigrantes en Europa?