64,762 de 100,000 firmas

A los Eurodiputados y a los miembros del Consejo Europeo

Texto de la petición

No incluyan una partida para la industria armamentística en el nuevo presupuesto de la UE. El dinero de los europeos no debería financiar tecnología militar. Este dinero debería destinarse a proyectos que desarrollen estrategias no violentas para evitar y resolver conflictos y que hagan frente a sus verdaderas causas.

¿Por qué es importante?

Todos queremos vivir en un mundo en paz y esa es la razón por la que se creó la Unión Europea.

Pero la Comisión Europea, presionada por la industria armamentística, está ahora planeando utilizar, por primera vez desde que la unión existe, miles de millones de presupuesto público para desarrollar tecnología militar avanzada [1].

Aunque lo presentan como 'defensa', la realidad es queel objetivo de estos subsidios es preservar la competitividad de la industria armamentística y su capacidad de exportar, incluso a países que contribuyen a la inestabilidad y que participan en sangrientos conflictos, como Arabia Saudí [2].

El año pasado nuestros gobiernos y eurodiputados aprobaron un presupuesto de 90 millones de euros para financiar tres años de investigación militar. Este año, la Comisión Europea está facilitando a la industria armamentística el acceso a mecanismos de financiación existentes y presionando para que el “sector de la defensa” pase a ser una prioridad en muy diversos ámbitos: desde los fondos regionales contra los desequilibrios territoriales, a los fondos de ayuda al desarrollo (para “formar y equipar” a los ejércitos de los países en desarrollo), e incluso al programa Erasmus para la educación, la formación, la juventud y el deporte, el cual debería fomentar “habilidades de defensa” [3].

Y esto es solo el principio, su objetivo a largo plazo es establecer un programa de siete años de duración por valor de 3.500 millones de euros dedicados únicamente a investigación. Y posiblemente, un fondo común para el desarrollo y la adquisición de equipamiento militar por parte de los Estados miembros. Todo ello implicará necesariamente drásticos recortes en gastos prioritarios tanto a nivel nacional como europeo. Además, la UE insiste en que estos nuevos gastos deberían serán añadidos al presupuesto militar nacional existente, y no sustituirlo.

Tras años de intenso trabajo entre bambalinas, el grupo de presión de la industria armamentística ha conseguido que algunos países europeos y funcionarios de la UE les apoyen en su demanda de fondos públicos para ‘investigación’, y en su intento más general de acabar con las normas que limitan la financiación europea al ámbito civil.

Todavía tenemos la oportunidad de impedir que los contribuyentes europeos sigan financiando conflictos sangrientos. Digámosles a nuestros gobiernos que queremos que voten por la paz y que no subvencionen armas.

Esta campaña se lleva a cabo en colaboración con la Red Europea Contra el Comercio de Armas.

Referencias

[1] https://www.euractiv.com/section/security/news/germany-and-france-seek-stronger-eu-defence-after-brexit/

http://www.iss.europa.eu/uploads/media/GoP_report.pdf/

http://www.europarl.europa.eu/RegData/etudes/STUD/2016/535003/EXPO_STU(2016)535003_EN.pdf

[2] http://www.balkaninsight.com/en/article/making-a-killing-the-1-2-billion-euros-arms-pipeline-to-middle-east-07-26-2016

https://www.caat.org.uk/resources/export-licences-eu/export.en.html

http://www.enaat.org/news/EUfigures.shtml

[3] http://europa.eu/rapid/press-release_IP-16-4088_en.htm

http://ec.europa.eu/DocsRoom/documents/20372

Ahora comparte con tus amigos y familiares

Gracias por actuar para evitar que millones de euros de los contribuyentes subvencionen a la industria armamentística para el desarrollo de tecnología militar que sería vendida en zonas en conflicto.

¿Podrías compartir esta petición con tus amigos y familiares para multiplicar nuestro impacto?