556,744 de 1,000,000 firmas

a la Comisión Europea y a los Estados miembros de la Organización Europea de Patentes

Petición

A los estados contratantes de la Organización Europea de Patentes y a la Comisión Europea:

Las multinacionales están patentando cada vez más frutas, verduras, cultivos y ganado. Controlan su precio y lo que se puede cultivar y consumir. Poco a poco, se están haciendo con el monopolio de nuestra comida diaria.

Impide que se continúe abusando sistemáticamente de la ley de patentes y reclama tus derechos en el Consejo Administrativo de la Organización Europea de Patentes y en la Unión Europea para que no se sigan patentando plantas y animales.

¿Por qué es importante?

Syngenta no solo posee plantas modificadas genéticamente, sino que ahora pretende patentar nuestras frutas y verduras y apropiarse de ellas. Si Syngenta patentase una variedad de tomates, por ejemplo, nadie podría plantar dicha variedad sin pagar una cuota. Es como si dijeran que el olor a mar es suyo y luego nos exigieran un pago por disfrutar de ese olor.

Actualmente, no se permite patentar animales ni cultivos producidos de manera convencional. A pesar de ello, se han tomado 120 decisiones erróneas y existen más de 1.000 solicitudes de patente en trámite [1]. Pero juntos podemos intentar pararlas.

En mayo presentamos una objeción en masa contra una patente de Syngenta. La Oficina Europea de Patentes ha concedido a Syngenta la patente sobre una variedad de tomate. Esto significa que Syngenta es propietaria de las semillas, la planta y los frutos de un tomate que es resultado natural de la evolución y no creación suya. [2]

La Alianza de 32 organizaciones de la que formamos parte logró juntar 65.000 objeciones de ciudadanos de todos los rincones de Europa que entregamos en la Oficina Europea de Patentes. Además tenemos planeadas otras acciones en los próximos meses para acabar con esta práctica ilícita de patentar la vida. Te mantendremos al tanto. Mientras, suma tu voz a la causa firmando esta petición.

Más información

Si se permite que las grandes empresas empiecen a patentar hasta los aspectos más básicos de la naturaleza, como la naturaleza, nuestras frutas y verduras o nuestros animales, se estará poniendo en peligro nuestro futuro de una manera difícil de concebir.

Imagínate un ganadero que lleva trabajando con una raza determinada de vacas durante varias generaciones. Si Syngenta compra la patente de esa raza en particular, cada vez que nazca una vaca en su granja dicho ganadero deberá pagar una cuota a Syngenta por ser el dueño de la patente de la raza.

Si te preguntas por qué la Oficina de Patentes permite que se patente la vida, te interesará saber que dicha oficina recibe un pago por cada patente. De eso vive. La única manera de evitar que continúe lucrándose con la venta de patentes de plantas y animales comunes es que todos nosotros presionemos a la Comisión Europea y a los Estados miembros de la Organización Europea de Patentes.

References

[1] http://www.globalagriculture.org/whats-new/news/news/en/30521.html

[2] http://www.globalagriculture.org/whats-new/news/news/en/31079.html

https://www.greenpeace.de/themen/landwirtschaft/patente/eine-tomate-ist-keine-tomate

http://www.db.zs-intern.de/uploads/1440743145-PMTomatoesEngl.pdf


Ahora comparte con tus amigos y familiares

Gracias por actuar para evitar que se patente la vida.

Ya casi has terminado. Vas a recibir un correo. Por favor, pincha en el enlace en este correo para confirmar que quieres firmar esta petición.

Comparte esta acción en Facebook y Twitter; ¡díles a tus amigas y amigos que firmen también!