385,212 de 450,000 firmas

Nos han contado que los 750 000 millones de los fondos de recuperación en respuesta a la COVID-19 son la solución decisiva para acelerar la transición hacia un modelo más sostenible para Europa, pero ¿es realmente así?

Las grandes industrias que contaminan el planeta ya están poniendo todos sus mecanismos en marcha para quedarse con la mayor parte de la inversión con su propaganda de blanqueo ecológico.

En Flandes, el lobby de los transportes ha convencido a la ministra de movilidad de la región para que invierta la astronómica cifra de 93 millones de euros procedentes de los fondos de recuperación en una flota de autobuses que siguen utilizando combustibles fósiles en lugar de energías renovables1. Mientras tanto, Bulgaria planea utilizar parte del dinero de los fondos en gaseoductos, aumentando la dependencia de la ciudadanía en esta fuente de energía fósil2.

En estos momentos, la Comisión Europea está revisando minuciosamente las propuestas de cada gobierno de la UE que explican a qué proyectos dedicarán los fondos de recuperación. Tendrán que darles luz verde o rechazarlas en tan solo unas semanas.

Debemos aprovechar esta oportunidad para exigir que estos fondos se inviertan en modelos de transición que nos lleven hacia una economía más sostenible. ¿Te animas a asistir a nuestro seminario web? Será el lunes 17 de mayo a las 18:00 (CEST). Te explicaremos qué está sucediendo y qué puedes hacer para ayudarnos a cambiar las cosas.

Haz clic en el botón para asistir y cuéntanos de qué quieres que hablemos en él.


  1. [en inglés] https://www.cashawards.eu/2021/03/25/belgium-flanders-wrong-turn-hybrid-buses/
  2. [en inglés] https://www.cashawards.eu/2021/03/25/bulgaria-replace-coal-dependence-with-fossil-gas-addiction/

Ahora comparte con tus amigos y familiares

Estás firmando como ¿No eres tú? Pincha aquí